Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China es una medicina milenaria cuya sabiduría ha sido transmitida durante generaciones por los médicos tradicionales de toda China que velaban por el mantenimiento y conservación de la salud.

A pesar de la dificultad de unificar una Medicina tan hermosa, tan compleja y tan llena de tradición en un estándar para que otros países puedan practicarla y disfrutarla, hoy día podemos beneficiarnos de sus innumerables bendiciones para nuestra salud en países occidentales de una forma ya muy normalizada.

Es una medicina totalmente conectada con la naturaleza, con las leyes del Universo y con sus fases naturales de creación, mantenimiento, control y destrucción, y respeta al máximo la simbiosis del humano sobre sí mismo y del humano con la Tierra y con el Cosmos.

Es por ello que la Medicina Tradicional China ofrece una hermosa visión de la salud conforme a los ciclos naturales y sus distintas fases, y estudia el cuerpo y sus desequilibrios de una forma compleja y extraordinariamente sencilla a la vez.

Con ella pueden detectarse y comprenderse las dinámicas que llevaron al cuerpo al desequilibrio, y dónde están los bloqueos o estancamientos del Qi, la energía de manifestación física, la esencia que nos permite movernos y por tanto, estar vivos. Pueden eliminarse esos bloqueos y devolver la fluidez y el movimiento allí donde ya no lo había. Lleva vida a donde ya no podía llegar, calma el Fuego, fortalece la Tierra, nutre el Agua... Pura naturaleza.

Restablece el equilibrio, la homeostasis, devuelve el movimiento, la energía, corrige las insuficiencias y los excesos, trata gracias a sus numerosas técnicas (Acupuntura, Moxibustión, Ventosas, Auriculoterapia, Tuina, Qi Gong, Fitoterapia...) innumerables dolencias y desequilibrios del Qi.

A mi entender, una medicina artística, pura belleza y amor por la vida.


Cristina Membrive Azor