Preguntas más frecuentes

¿Por qué la Kinesiología consigue encontrar información que la persona no conoce conscientemente?

La Kinesiología es una herramienta de traducción, que permite el acceso al inconsciente. Éste constituye la inmensa base de datos que contiene toda la información del campo físico y energético de la persona, de su entorno y de todo el universo. Esa base de datos contiene todos los acontecimientos pasados, presentes y futuros e incluso los probables y posibles infinitos. También almacena los recuerdos, los eventos más significativos y los más irrelevantes, las emociones que nos manejan a niveles más profundos, los desequilibrios de todo el cuerpo, el mapa de vida de la persona...

La mente humana no puede albergar toda esa información, sólo la procesa. Nuestra mente consciente representa tan sólo la punta del iceberg, todo lo que hay debajo del agua es el inconsciente y el Kinesiólogo es un experto traductor que hace inmersiones continuamente en ese fascinante campo para traducirle al paciente la información necesaria en cada momento y reconecta la máquina y su circuitería física y lógica para que todo vuelva a funcionar correctamente. El Kinesiólogo inteligente, habilidoso y con una gran pericia y oficio es un ingeniero de nuestro sistema vital.

¿Es realmente efectivo?

Es extaordinariamente efectivo cuando la persona asume la responsabilidad de su propia curación y tiene voluntad para sanarse. Los resultados a veces son absolutamente impactantes, sorprendentes y cambian la vida del paciente para siempre. En casi todos los casos, los dolores desaparecen o se atenúan de forma muy notable, se resuelven definitivamente problemas repetitivos en la vida del paciente, mejoran las relaciones interpersonales y laborales, la persona se descubre a sí misma y se valora desde otra perspetiva más amorosa y de mayor seguridad. He visto desaparecer alergias, dolores crónicos, miomas y quistes, mejorar enfermedades complejas como la fibromialgia, bajar drásticamente los niveles de colesterol, hipertensión arterial o glucosa en sangre de una sesión a otra, recuperar el humor y la memoria en tratamientos con antidepresivos, mejorar de forma espectacular las digestiones, conseguir objetivos aparentemente imposibles, he visto a gente diseñarse su empleo ideal y conseguirlo hasta el último detalle cuando antes pensaba que jamás podría tenerlo...

¿Por qué es efectivo? Seré sincera: no lo sé. Sólo sé que la experiencia me avala y me ha proporcionado un grado de seguridad y evidencia tales que en mi realidad no hay lugar para las dudas. La utilizo todos los días igual que tú usas la electricidad, aunque no comprendes exactamente por qué funiona, pero la usas. 

"El que cree que no se puede hacer, no debe molestar al que lo está haciendo."

¿Cómo es una sesión contigo?

Normalmente, cuando una persona viene a verme quiere trabajar un tema específico (un dolor, un trastorno físico o emocional, un problema vital, una relación difícil...).

Tras explicarme BREVEMENTE cuál es la situación (ESTO NO ES UN GABINETE PSICOLÓGICO, AQUÍ TRABAJAMOS A OTROS NIVELES Y CON MUCHA MENOS INFORMACIÓN), comienzo el test muscular en la camilla, previo equilibrio inicial del sistema nervioso. Durante el test voy haciendo preguntas, a veces en voz alta y a veces mentalmente, y voy localizando como si de una base de datos se tratase, únicamente la información prioritaria que necesitamos conocer para trabajar con el problema planteado. A la vez voy realizando correcciones basadas en la Medicina Tradicional China y la Kinesiología Aplicada, técnicas neuroemocionales de liberación, sonido, esencias florales o cualquier otra técnica necesaria para ir liberando la información y equilibrando el sistema. 

Hay pacientes que suelen venir sin un problema específico, les encanta descubrirse y sienten gran curiosidad por saber cuál es "el tema del día" o qué puede haber escondido que pueda liberarse para estar mejor. Es una manera curiosa y apasionante de trabajarse regularmente para ir consiguiendo un equilibrio progresivo en la vida, de quitarse "peso energético" de encima para conseguir un mayor bienestar físico, emocional y mental, mejorar hábitos y sentirse día a día más feliz y completo.

¿Los cambios tienen permanencia en el tiempo?

Hay traumas, situaciones, recuerdos o emociones que al ser liberados quedan automáticamente desactivados del campo energético y nunca vuelven. 

Otras veces, a pesar de haber trabajado un tema en profundidad nos encontramos que ese mismo tema puede estar atascado en un ovillo embrollado e intrincado porque lleva años, vidas o eones atascado. Aunque en ocasiones podría dar la sensación de que un problema sigue estando o empeorando porque reaparece, la realidad es que la persona nunca más está en el mismo estado de conciencia inicial previo al trabajo, ha evolucionado y su sistema también, y sólo suele significar que hay que seguir desenredando un poco más. 

Vivimos en una sociedad impaciente que busca el placer y la satisfacción de forma inmediata, que no quiere esperar, que no sabe apreciar el verdadero placer de la vida porque todo lo vive corriendo. 

Yo soy plenamente sincera: desarrolla la paciencia y tendrás resultados impresionantes. En este trabajo, todo esfuerzo merece todas las penas.

¿Cuándo tengo que volver?

Al final de cada sesión cerramos el trabajo del día y testamos en el cuerpo del paciente cuántos días necesita para reajustar los cambios que hemos realizado. El cuerpo es un sistema completo cuya circuitería necesita efectuar ajustes, reconexiones y reparaciones. Durante ese proceso es de vital importancia dejarle en paz.

A partir de lo que el cuerpo dice, yo te recomiendo la mejor táctica para seguir trabajando. A veces es recomendable esperar un par de semanas, a veces es mejor trabajar más intensivamente al principio y espaciar posteriormente los trabajos e incluso otras veces, con una o dos sesiones podemos resolver casos menos complejos.

Normalmente apoyamos el trabajo con un tratamiento, con lo que es necesario el seguimiento regular para poder garantizarte la calidad y efectividad del proceso. 

El paciente debe sentirse acompañado y tranquilo sabiendo que su proceso de curación podría no ser un camino de rosas, pero que va a ser un proceso de transformación y mejoría fascinante del que va a salir más reforzado que nunca.