Terapia de Sonido

"El sonido es el principio de la vida."

La TERAPIA DEL SONIDO es una terapia vibracional que utiliza el sonido para actuar a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

Proporciona un intenso bienestar y relajación, reactiva la circulación energética en los sistemas de meridianos y alivia muchos tipos de dolor, así como traumas, bloqueos, fobias o estados de estrés o depresión extremos. Limpia, repara y cierra nuestro campo electromagnético o aura.
Los conocimientos y aplicaciones de esta terapia son milenarios.
En el antiguo Egipto, los conceptos Música, Medicina y Matemáticas se representaban con el mísmo símbolo.

El sonido es vibración. Según la Física, es cualquier fenómeno que implique la propagación en forma de ondas elásticas (sean audibles o no). 

La ciencia de la Cimática demuestra que, sin duda, cualquier sonido cercano al organismo humano origina un cambio físico en su interior y en sus campos electromagnéticos. Todo el Universo vibra, nuestros cuerpos también lo hacen. Cuando estamos sanos y emocionalmente estables, cada parte de nosotros, cada órgano, cada glándula, cada chakra, etc., vibra en su frecuencia sana. Pero cuando estamos sometidos a cualquier tipo de estrés, dolor, emociones o pensamientos negativos, estas frecuencias se desajustan provocando una "desafinación" en cuerpo, mente, alma y espíritu. De la misma forma en que se afina un instrumento musical, se puede afinar el cuerpo aplicando las frecuencias adecuadas para devolverle su armonía y bienestar originales.

Es una práctica no invasiva, es decir, no provoca dolor. No tiene contraindicaciones (excepto en casos de epilepsia) ni tampoco efectos secundarios.
Contribuye a mejorar la calidad de vida y a aliviar los estados depresivos o convalecientes. 
Para la Sonoterapia se utilizan entre otros, diapasones terapéuticos, que se aplican directamente sobre el cuerpo creando una especie de masaje sonoro a nivel celular, lo que permite llegar a la raíz del problema muy rápidamente.
Proporciona una intensa relajación y equilibrio que pueden durar días e incluso semanas.



"El universo está hecho de sonido."

DIAPASONES, CUENCOS Y CAMPANAS.


DIAPASONES

"Cada átomo, partícula, y molécula está en constante vibración, y por tanto tiene un pulso. El pulso crea ondas que nuestros sentidos perciben como formas (físicas o etéreas). Todo lo que tiene pulso, onda y forma, es decir, todo lo que hay en el Universo, tiene un sonido. El principio básico de la sanación con sonido es el concepto de resonancia simpática (la resonancia que está en la frecuencia vibratoria de un objeto). Todo el universo está en un estado de vibración. Esto incluye a los seres humanos. Cada órgano, célula, hueso, tejido y líquido del cuerpo, y también todos los campos electromagnéticos (aura) que rodean a la persona tienen una frecuencia vibratoria sana. Si no estamos resonando con alguna parte de nosotros mismos o de lo que nos rodea, nos volvemos disonantes y por lo tanto, enfermamos. Nuestra frecuencia naturalmente sana se convierte en una frecuencia que vibra sin armonía, y crea enfermedad.

A través del uso de la voz, de las herramientas sonoras como los diapasones y de los instrumentos musicales, podemos proyectar la frecuencia resonante correcta hacia y sobre cualquier parte insana de nosotros mismos, reintegrándole así su frecuencia normal, y consiguiendo como resultado una sanación. Esto ocurre a través de la resonancia simpática cuando un objeto vibrante influye en otro objeto vibrante, o incluso en uno estático, causando cambios en su índice vibratorio. Un ejemplo extremo de esto es cuando una cantante hace añicos un cristal.

El sonido tiene la capacidad de alterar la forma material y provocar cambios en los niveles físico, etérico, emocional y espiritual. Los diapasones emiten sonidos puros, que son representados como ondas puras sinusoidales, es decir, sin armónicos. Activándolos y colocándolos en vibración sobre el cuerpo se consigue estimular el flujo de la linfa y la sangre en el área de aplicación, acelerando así el proceso curativo y fomentando una relajación profunda y la eliminación del estrés y de las toxinas de las uniones.

Colocar el diapasón activado cerca de los oídos (no a menos de 5 cm) ayuda también a equilibrar y regular el metabolismo de todos los órganos que tienen un enlace directo con el nervio auditivo. Esto tiene también un potente efecto regulador en todo el sistema nervioso, creando una profunda relajación o estimulación, dependiendo de qué diapasones se utilicen.

"Cuando estamos enfermos, nuestra vibración se distorsiona y pierde armonía con este ciclo."

Los diapasones crean un puente entre el sonido y la estructura. También vibran, como lo hace el cuerpo humano, según las proporciones armónicas específicas que refleje la geometría de su estructura. El fenómeno de la resonancia simpática se refuerza por su uso en o alrededor del cuerpo. Del átomo a la molécula, de las células al ADN, el cuerpo está hecho de formas geométricas que se ajustan unas con otras para formar el total. Los diapasones, al coincidir exactamente con la mayoría de las relaciones naturales vitales, son capaces de "sintonizar" la vibración del cuerpo y volverla a poner en su vibración "óptima" y sana.

Para aquellos que son sensibles al sonido y la vibración, las sensaciones que evocan y crean los diapasones pueden ser muy fuertes."



CUENCOS

"Cada cuerpo celestial, cada átomo produce un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración. Es más, todos esos sonidos o vibraciones componen una armonía universal en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad."

(Pitágoras)

Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo, por tanto, vibran continuamente a una determinada frecuencia y así, cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo. Pero si esa frecuencia se altera, se rompe la armonía y aparece lo que conocemos como enfermedad.

Los cuencos de cuarzo emiten e inducen un modelo de onda alfa que es el mismo que emite el cerebro en los estados meditativos y de profunda calma. Y se ha podido comprobar que en esos estados hay un aumento significativo de la producción de linfocitos T, responsables del sistema inmunitario.


Extraído de:

http://www.globalsoundhealing.net/es/diapasones

http://www.cuencoterapia.com/