SOBRE MI

El trabajo bien hecho. O se hace bien o no se hace.

Soy Kinesióloga y estudiante de Medicina Tradicional China (Escuela Superior de Medicina Tradicional China de Barcelona y Universidad Europea del Atlántico), pero también soy otras cosas y no me avergüenza decirlo a pesar del país en el que vivo.

En un país donde la sabiduría, la inteligencia, el talento y el ser multidisciplinar no está bien visto, y donde se premia la estupidez, la corrupción, la sinvergüencería y la incultura, pienso seguir perseverando para huir de la mediocridad y seguir evolucionando y haciendo evolucionar conciencias. 

Soy titulada superior en Pedagogía de la Música en la especialidad de Contrabajo clásico, por el Conservatorio Superior del Liceo de Barcelona, y he cursado estudios de Ingeniería Informática (Facultad de Informática de Barcelona, UPC) y de Psicología (UOC), aparte de muchísimos otros cursos y formaciones en diversos ámbitos. 

Soy músico profesional, me dedico a la interpretación de música sinfónica y de cámara, y dedico una buena parte de mi tiempo a ello. 

La nueva pasión de mi vida es la Fotografía, porque me ayuda a conectar con el alma de todo lo que veo mediante la herramienta más potente para alcanzar la conciencia: la observación. 

Todas mis facetas y capacidades tienen el mismo objetivo: "transmitir la belleza del alma". Ese es el leitmotiv de mi vida haga lo que haga. 


Si deseas conocer más sobre mí:     www.cristinamembrive.com

Si deseas consultar mi currículum completo:               CURRICULUM VITAE 


"Un guerrero de luz necesita paciencia y rapidez al mismo tiempo."

(P. Coelho)

"Los guerreros de la Luz son aquellos que han luchado incansablemente por iluminar a la humanidad, aquellos que han hecho entrega de su existencia por un ideal, los virtuosos que han visto lo imposible, desafiando sus propias limitaciones; se han enfrentado a la crítica, al escepticismo y la burla, han superado incontables barreras, han recorrido caminos áridos y arduos. Son los paladines de la verdad, la justicia y la bondad. Pueden ser golpeados, atacados sin tregua, es más, ser machacados y menospreciados, pero su sello es único: ¡son invencibles!.
Pueden ser asesinados, pero jamás derrotados. Rescatan abandonados, llevan alivio al enfermo, consuelan la soledad del anciano, sonríen al pesimista. Tienen como estrella un ideal y como brújula sus propias convicciones, haciendo de los valores universales el núcleo de su existencia.
Se cuentan por miles aquellos que intentan destruirlos, pero tal es su fe, que incluso cuando algunos piensan que los han vencido, su estrella permanece en el firmamento.
Sus vidas son plenas, pues entregan su vida apasionadamente a un sueño, están dispuestos a todo con tal de que otros puedan disfrutar de la luz que su propia estrella irradia. La juventud es su esencia. Son los únicos capaces de entregar su existencia para lograr un ideal.
Ser un guerrero de la Luz es tener un ideal, un porqué para vivir.
Y la principal característica de su ser es la Nobleza."


Extraído de:
http://canalizaciones-del-cielo.blogspot.com