Constelaciones

¿Qué son las constelaciones?

Es un tipo de psicoterapia sistémica desarrollada por Bert Hellinger, que trabaja principalmente sobre los sistemas familiares, aunque también puede hacerlo sobre los sistemas organizacionales, en la pedagogía y los entornos académicos.

El método de trabajo se fundamenta en trabajar en grupo (también existe la posibilidad de constelar individualmente).
Una persona que desea tratar un tema que afecta a su familia, a su propia vida o a su éxito, a su trabajo, un trauma personal, etc. escoge a los que serán los representantes de los implicados en el problema.
Estos representantes , mediante la ayuda de un terapeuta especializado se dejarán llevar por las sensaciones que sientan, como sustitutos de las personas a las que representan.
Guiados por el terapeuta, estos representantes podrán ayudar a detectar comportamientos, patrones y emociones muchas veces ocultos, que liberarán los bloqueos que impiden el flujo normal de energía en un sistema.
Se reordenan los sistemas y sus miembros, se abre espacio a los excluídos, se restablece la jerarquía natural, se sanan relaciones bloqueadas o interrumpidas...

Curiosamente, cuando una persona es seleccionada para representar, tiene la oportunidad de trabajar también su propio problema, porque resuena inconscientemente con el papel de la persona o hecho al que representa.

El alcance del trabajo no se limita a la persona que constela su problema, sino también a todo su sistema familiar o a toda la empresa, ya que cuando un elemento se mueve, todos los miembros del mismo sistema se recolocan automáticamente al mismo tiempo, restableciento así el equilibrio global.
De la misma manera, el trabajo de una persona durante su constelación también afecta al resto de participantes del taller, porque por cuestiones de resonancia, los grupos se forman atraídos inconscientemente por problemas comunes, en mayor o menor similitud, a la del resto de participantes.

Gracias a este tipo de trabajo se ha comprobado que más del 80% de los problemas psicológicos que nos afectan vienen de nuestra historia y relaciones familiares.
El niño, por amor ciego a sus padres adopta reacciones y soporta cargas que muy probablemente influyan negativamente en su desarrollo y crecimiento y dificulten posteriormente su vida adulta.
La inversión de roles entre los miembros de una familia u organización, los sentimientos de culpa, la información oculta, los duelos no realizados... bloquean enormemente el flujo natural de un sistema y provocan serias dificultades a los implicados.

Las constelaciones permiten poner luz a las dinámicas ocultas que se esconden tras los patrones de dolor heredados que se repiten generación tras generación. Si se dan las circunstancias adeacuadas a la hora de trabajar, se pueden corregir en el mismo instante en que salen a la luz. De hecho, muchos se corrigen por el mero hecho de ser descubiertos. En la inmensa mayoría de los casos las correcciones pasan por acciones muy sencillas, pronunciar frases muy cortas pero contundentes, y siempre, todo acompañado por el movimiento natural del Alma.

Esta terapia se diferencia de otras por su extrema rapidez y alcance.
Siempre explico que cuando trabajo con un paciente en consulta, el alcance del trabajo equivale a todo un edificio, porque se trabaja el espacio individual de la persona y por alcance, a todo su entorno familiar y/o profesional.
Pero en las constelaciones, movemos ciudades enteras, porque son los espacios individuales de cada uno, más sus entornos más cercanos, más el edificio entero de todos.

Los resultados de este tipo de trabajo son fascinantes, de alto impacto, y a veces pueden ser inmediatos (mientras la persona está trabajando dentro del taller toda su realidad está cambiando fuera, y nada más salir, las personas implicadas ya se sienten diferentes), a veces tardan meses en evidenciarse, pero siempre, siempre suceden cambios importantes que marcan un antes y un después en la vida de la persona.

"La mitad de tu Ser consiste en tu madre, y la otra mitad de tu Ser consiste en tu padre. Tú estás aquí gracias a ellos dos. Todo lo que está sucediendo, de alguna manera es debido a ellos."


¿PARA QUÉ SIRVEN LAS CONSTELACIONES FAMILIARES Y ORGANIZACIONALES?

Sorprendentemente, muchos de los obstáculos y problemas de nuestras vidas tienen un origen sistémico.
Con la terapia de las constelaciones familiares se pueden trabajar entre otros:


  • Problemas de pareja (pareja actual, ex-pareja, encontrar pareja...).
  • Problemas con los hijos.
  • Problemas de relación con el sexo opuesto o el mismo sexo.
  • Problemas con los padres o hermanos.
  • Dificultades en las relaciones con otras personas.
  • Conductas difíciles, agresividad...
  • Autismo.
  • Pérdidas y duelos, superar sucesos trágicos.
  • Orientación en momentos de cambio.
  • Adicciones (drogas, tabaco, alcohol...).
  • Enfermedades y otros problemas físicos (cuando la causa es sistémica).
  • Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos, asesinatos, personas recluídas...).
  • Abuso sexual.
  • Violencia.
  • Auto-boicoteo para no conseguir éxito económico, profesional, o personal.
  • Apoyo para la toma de decisiones importantes (cambios de residencia, de profesión, de pareja, etc.).
  • Dificultades personales: autoconfianza, procesos de adaptación a nuevas situaciones o etapas vitales: jubilación, separaciones y divorcio, desempleo...
  • Otros temas (no lograr el embarazo, adopción, estafas en herencias, tendencias suicidas, anorexia, bulimia, problemas sexuales...).
  • Sensación de incertidumbre generalizada.
  • Ansiedad crónica.
  • Problemas en el lugar de trabajo.
  • Agresividad, dificultades de comunicación y problemas entre compañeros de trabajo.
  • Acoso laboral y escolar.
  • Dificultades para lograr objetivos tanto personales como empresariales. 
  • Elección o cambio de profesión o de empleo.
  • Asesoramiento en proyectos profesionales (autónomos, emprendedores...).
  • Problemas organizativos o de gestión en empresas.